Empezipian con estas parolas una colla de colaborazions con las que beren de charrá d´alguns des fechos o momentos per es qu´a pasau el lugá de Chistén. En este primé escrito farén una cursa general dende es tiempos d´antes de la historia escrita basta es diyas d´hoy o basta an que se pueda o me canse, ya´l berén…
Lo primé sería charrá una miqueta d´el nombre del lugá. ¿D´an sale el nombre Chistén? Alguns deziban qu´igual beniba de´l basco, que ba gosa i habé per aquí bela colla de chens basconas antes des romanos. Asinas, gosaría decir “ent´alto de Chesta” ( Chest-ain en ixa luenga). Atros, teneban per bien sabido qu´el nombre yera latino, el “pagus Gistainensis”… Lo cierto ye que non s´en sabe l´augua clara…
Istoricamente, ye bien aclarau qu´en tiempos des bisigodos nos trobán con el nombre de Cestavvi, lugá aon s´acuña moneda cuan yera rey Recaredo I (586-601 d.C). En fa d´años ya, no t´os pensez… Ixes dinés gosaban está ta paga-les el chornal a es soldaus que defendeban es pasos con Francia ta que no pasasen es “francos”, que yeran siempre “zarpa la greña” con es bisigodos d´este lau.
Pasan es años, y t´al tiempo des moros, n´el siglo VIII, se cita al bispo de Lerida, Liutprando, que ba tené que fuyir d´astí a escape, y se´n ba amagá en Chistén. A la vez, el lugá y la Bal perteneceban a un conde carolingio, Guillermo de Tolosa, que combatiba a´s musulmans y ba foté a la Bal de Chistau baixo el dominio eclesiástico de la Seo d´Urgell, lo mesmo que l´Alta Ribagorza. En aqués años, la chen del lugá s´en ba replegá en estas montañas, y se manteneban con el ganau y lo que podaban saca-le a la tierra. Algún gosaba tené antepasaus nobles perque, en 1461, amaneze un escrito de dreitos en Calatayud en que la chen chistabina s´en reclama como “ infanzones hermanius y descendentes de cavalleros”. (Este documento paix que se troba en el Archivo del Ayuntamiento de Chistén, seguntes s´afirma en la obra Colección Territorio 23. Comarca del Sobrarbe, Severino Pallaruelo (coord.), pag. 109).
T´al fin del siglo XV, Alfonso V de Aragón ba doná el señorío de Chistén al señor de Bardaxí y, t´al 1488, el bispo de Zaragoza, que feba de lugarteniente de Fernando el Católico, ba gosá mandá una tropa t´aventá de la Bal a ixe Bardaxí, que no gosaba está cosa güena.
Allegan al XVI, y ta ixa epoca yera obligau que toz es chistabins heban de tené limpio y bien ateserau el camín ta Francia, ta la Bal d´Aura, sobretot t´as que feban el camín cara l´Ainsa, ta la feria. El mesón u hospital de Chistén debeba está presto y bien plen de vino, pan y bistiá ta toz aques que l´emplegasen. Ixes tiempos yeran fartos de peligros, guerras y conflitos entre Francia y España; tot yera contrabandos, collas de lladres, bandoleros… Per ixo, y atrás razons, se ba fer la Torre d´el Tardán como baluarte defensibo en 1500. 
Arribaus als siglos XVII y XVIII, seguiban es pleitos con es franceses ( el mote de “gabachos” les ne ban a empezipiá a decir ta la Guerra d´Independenzia, en el siglo XIX). Ta la Guerra de Suzesión (1700-1713), ban acampá per Chistén soldaus irregulars, els “miquelets”, que ban fer güens escarcamellos y razoserías per an que se trobaban.
Tamién se nombra Chistén en el XIX, como tierra de paso en las guerras civils de carlistas y liberales. ¿No i hay un prau qu´el claman “plano es carlistas”? ¡Mira qu´i heba jaleo per estes terrenos!!Ya pasasen al quinto infierno!
Güeno, esto se fa ya largo. Igual caldría deixalo aquí, y torna-lo a reprener más ta debán; si t´os paix, bamos… A la vez, charrarén des tiempos de más cerqueta. Hala, basta otro momento.